Benzaplastic

Benzaplastic

La tradición en la industria del plástico tiene su origen en el olivo, santo y seña de la economía jienense. Aquellos capachos de esparto de las prensas de molturación se sustituyeron por piezas de plástico, floreciendo con ella una industria plástica que actuaba como industria auxiliar del sector oleícola.
En la actualidad, Alcalá la Real se convierte en uno de los polos más importantes de la industria del plástico de Andalucía. Entre estas empresas destaca Benzaplastic, como también lo hacen otras empresas cuya experiencia se narra en “Jaén Rural, un paso más”.
Promovida por dos alcalaínos que procedían de sectores tan dispares como el oleícola y el maltrecho sector de la construcción, la empresa se dedica a reutilizar los desechos de materiales de fábricas para convertirlos en materia prima que les permita producir polímeros para su posterior uso alimentario.
De Benzaplastic se extraen diferentes conclusiones en relación al impacto: creación de empleo, diversificación, alto nivel de inversión, cualificación de sus empleados,
Recorrer las instalaciones de la planta de tratamiento del material nos permite observar el nivel de innovación incorporado a un proyecto  altamente tecnificado, aumentando la impresión de innovación y tecnificación cuando visitamos su planta de procesado de la materia prima obtenida en la planta anterior.
En esta última planta asistimos a la producción de envases para productos alimenticios que demuestran la doble vertiente de la empresa: el valor medioambiental de su actividad y la integración vertical de su empresa (produciendo los productos que antes producían sus clientes).
Si además sumamos las sinergias con empresas del sector de la comarca y su apuesta por la innovación, nos encontramos con una empresa con un gran impacto en el desarrollo del territorio, impacto que pudiera amplificarse conociendo el desarrollo de la empresa y la participación en procesos de I+D+i que son ya una tónica en el día a día de la empresa.

Este estudio de caso ilustra el impacto generado por los fondos aplicados en los territorios gracias al Programa LiderA y a la gestión del los Grupos de Desarrollo Rural de provincia de Jaén.

Este relato forma parte del documental elaborado en el marco del proyecto de cooperación Jaén Rural, un paso más, que incorpora el estudio de caso como parte del análisis cualitativo.

FacebookTwitterGoogle+